El prejuicio

El Prejuicio es una actitud, generalmente negativa, hacia los miembros de un grupo social, pero basado únicamente en la pertenencia. Es un juicio previo porque antes de conocer a una persona se juzga. Aunque tb puede haber prejuicios positivos (ej: los alemanes son trabajadores).

            La discriminación es un comportamiento negativo.

            El decir que el prejuicio es una actitud implica 2 consecuencias:

  • Como toda actitud, funciona con un esquema cognitivo que nos ayuda a ordenar, a clasificar… la información sobre los grupos sociales. Prestamos más atención a la información más oportuna para el prejuicio, con lo que la recordamos mejor.
  • Como toda actitud, no sólo incluye evaluaciones negativas, sino que también  incluyen emociones, afectos… Negativos. Los componentes negativos del prejuicio están muy relacionados entre sí.

Estereotipo

 El componente cognitivo del prejuicio es el estereotipo. Estereotipo = es la creencia que tenemos en que todos los miembros de un grupo comparten determinadas características y que actúan de una forma similar; éste puede no estar justificado (no tener base) o tener una cierta justificación (en los casos en que hay una cierta base y el estereotipo es erróneo por la sobregeneralización, como por ejemplo, en que todos los suecos son altos). Entre los grupos varían, pero entre los individuos del mismo grupo también varía. Para las diferencias dentro del mismo grupo no nos sirven de mucho el estereotipo; por eso, la mayoría de los estereotipos están equivocados porque las diferencias intragrupales (= entre diferentes grupos) son mayores que las diferencias intergrupales (= entre los miembros del mismo grupo).

            Diferencias:

  • heteroestereotipo» estereotipo que se tiene de grupos externos.
  • autoestereotipo» estereotipo que se tiene del propio grupo. Esto sería el autoconcepto del grupo, por tanto, tendemos a tener una visión positiva del estereotipo.

 Al pensar en el prejuicio, se suele pensar en las cargas emocionales, no en los prejuicios raciales-étnicos-religiosos, pero la verdad es que existe una relación muy estrecha entre el componente cognitivo (el estereotipo) y los componentes afectivos.

 El componente cognitivo del prejuicio (el estereotipo) funciona como un mecanismo de ahorro cognitivo. Cuando nos encontramos con una persona que hemos estereotipado, nuestras actitudes y nuestra forma de percibir a esa persona saltan inmediatamente. Por eso, es tan difícil de eliminar un prejuicio, porque cumple una función cognitiva, es decir, una utilidad.

Experimento prejuicio y estereotipos

 Para comprobar cómo los estereotipos ahorran recursos cognitivos, Mc Rae & colaboradores hicieron un experimento en el cual pidieron a varios sujetos que realizasen 2 tareas sin relación (la 1ª en formación de impresiones a través unas fotos y la 2ª en escuchar una cinta sobre Indonesia para después recordar tantos rasgos de personas que habían visto y que respondiesen a unas preguntas sobre lo que habían oído), sacando como conclusión que si los estereotipo sirven para ahorrar recursos cognitivos, entonces se activaría el estereotipo en la tarea de formación de impresiones y ésta tendría que tener más información porque ya que se ahorra en eso, en otros recursos no.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
¡Únete a nuestra comunidad virtual y recibe contenido exclusivo y notificaciones de las últimas novedades!

Últimos Artículos

Tipos de dependencia Emocional

La dependencia Emocional es uno de los problemas actuales que más se observa en consulta psicológica actualmente. Este problema aún no ha quedado tipificado en el DSM, ni en ningún manual diagnóstico. Lo mas parecido que podemos encontrar es el trastorno de personalidad dependiente. Sin embargo esto, es una tipología mucho mas compleja y tipificada. En cuanto a esta depedencia afectiva, se puede determinar que existen tres modelos o tipos de depedencia: Causas de las dependencias Emocionales En cuanto a las causas de este problema, podemos encontrar diversas explicaciones, aunque nos vamos a centrar en las tres principales que suelen ser el origen del problema: LAS 10 REGLAS QUE SIGUE UNA PERSONA DEPENDIENTE EMOCIONALMENTE Por último las personas dependientes tienen cómo un mantra muy fijo en su mente que se corresponde con diez reglas, las mismas ayudan a mantener la dependencia afectiva: Aquí habeis visto los tipos, causas y reglas de la dependencia emocional en pareja o con familiares y amigos.

Burundanga: La droga del abuso

El uso de la “Burundanga” supone un notable riesgo para las personas y sobre todo existe un gran desconocimiento sobre este tipo de sustancias. Mucha gente piensa que se trata de un mito o simplemente jamás ha oído hablar sobre ello, cuando realmente la familia a la que pertenecen este tipo de plantas tóxicas: las solanáceas, es bastante común. La patata, por ejemplo, pertenece a esta familia y en las calles de Colombia se puede ver prácticamente en cada esquina el árbol de la brugmansia o “floripondio”, del cual se extraen sus semillas para la elaboración de la droga.Esta sustancia no se caracteriza como droga de abuso. No se utiliza en contextos de consumo de drogas. Su utilización sirve para aprovecharse de otras personas, que caen en un estado “hipnótico” en el que su voluntad se ve completamente anulada. Posee una peligrosidad altísima al ser extremadamente tóxica, provocando una intoxicación aguda muy potente.Por otro lado, se deben optimizar los protocolos de actuación de los hospitales, poniendo énfasis en la rapidez y especificidad de los análisis toxicológicos, cuando hay sospecha de intoxicación no voluntaria por algún tipo de droga de sumisión. • La burundanga no es una planta, sino un conjunto de plantas. Se trata de la familia solanaceae, los árboles, plantas y arbustos de esta familia contienen, entre otros, unos alcaloides de estructura similar a la atropina. El alcaloide que más destaca y aparece en los análisis toxicológicos es la escopolamina, del cual hablaremos más adelante. La burundanga podría no incluirse (por sí misma) en una publicación sobre drogas de abuso si no fuese por el hecho de que se usa con fines delictivos, como un tóxico, diluido en bebidas o aspirado en cigarrillos, para provocar la sedación en personas que posteriormente, serán víctimas de rapto, abusos sexuales, robo, tráfico…etc.No es una droga para “divertirse”, es el arma

El juego patológico y el Género

El juego patológico es un trastorno del control de los impulsos. Se caracteriza por una marcada necesidad de jugar que no puede controlarse. Es una sensación de creciente tensión antes de llevar a cabo dicha conducta y una experiencia de placer y gratificación en acto. La adicción al juego afecta a un número importante de personas que sufren graves consecuencias en el ámbito de la vida personal, familiar y laboral.El juego se legalizó en España en el año 1997. En la actualidad, los españoles y los alemanes somos los europeos que mayor gasto por ciudadano dedicamos a los juegos de azar. Diferencias en el trastorno Durante muchos años se ha considerado un trastorno propio de varones de mediana edad. No es de extrañar que la mayor parte de las investigaciones hayan tenido como participantes a pacientes masculinos. Además, ha habido pocos estudios sobre las diferencias de género en la adicción al juego. Solo un tercio del total de ludópatas son mujeres.Sin embargo, los datos epidemiológicos evidencian que cada vez resulta más frecuente encontrar en las consultas de salud mental a jóvenes adolescentes. Son mujeres con conductas adictivas y comportamientos que manifiestan una marcada falta de autocontrol sobre los propios impulsos.De entrada, la prevalencia de la patología es distinta, las estadísticas indican una razón de una mujer con problemas de juego por cada dos hombres afectados. Dichos datos se deben tomar con extremada cautela. Las las mujeres acostumbran a llevar este tipo de adicción con mayor sigilo, debido quizás al estigma social que subyace y a la escasa demanda de tratamiento por parte de éstas. Estudios de la población De los adictos al juego patológico detectados en los estudios epidemiológicos en la población general, las mujeres constituyen el 30% del total. Sin embargo, en los centros clínicos de tratamiento las mujeres representan no

Sexo aburrido o Malo en la pareja

El sexo en la pareja es uno de los pilares más importantes en una relación. Cuando este no funciona bien, la pareja puede tener crisis, decidir romper o en ocasiones buscar fuera una aventura. En general el sexo aburrido se produce por la rutina o por timidez a la hora de proponer o de decir claramente que gusta. Cuando encontramos estas situaciones en vez de ejercer la ley del silencio( que traerá un rechazo posterior), debemos tomar medidas. Para hacerlo de una forma mas terapéutica. En mi experiencia cómo psicólogo en Cartagena , todavia me sorprenden algunas consultas que recibo sobre – Cómo hablar con mi pareja de mis fantasias- o -Cómo salir de una rutina sexual aburrida- . La mayoria realmente guiadas por la verguenza dentro de la misma pareja. Para solucionar este sexo aburrido o malo os daré algunas recetas. El juego de puntual zonas Erogenas Se les pide que en casa cada miembro de la pareja dibuje en una cartulina el cuerpo desnudo del otro por delante y por detrás. Después, cada uno irá asignando, a cada zona del cuerpo, una puntuación de 1 a 10 según el placer que cree que siente su pareja cuando se la estimula en las diferentes zonas. Al lado de cada número, pueden ir describiendo someramente el tipo de estimulación (besos, tipo de caricias, etcétera) con que se obtieneesa puntuación. Es importante hacerlo con todo el cuerpo y buscar nuevas zonas y placeres. La mujer de Hielo La pareja debe ir al cuarto, y en este caso la mujer debe quedarse tumbada en la cama. Tiene que tomar un rol donde se convierta en una estatua de hielo e intente no sentir placer, ni llegar al orgasmo. Es recomendable que se vende los ojos. Su pareja, mientras ella es esta estatua

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad